Blogs
Featured Image

6 de octubre de 2020 (LifeSiteNews) – El 1 de octubre, la modelo de celebridades Chrissy Teigen publicó una fotografía desgarradora en Instagram. En la foto, ella está sentada en el borde de una cama de hospital, envuelta en una manta, su rostro se apodera de la pena. El pie de la foto explicaba que ella y su esposo John Legend habían perdido a su hijo no nacido, a quien llamaron Jack. “Estamos conmocionados y con el tipo de dolor profundo del que solo escuchas, el tipo de dolor que nunca antes habíamos sentido. Nunca pudimos detener el sangrado y darle a nuestro bebé los líquidos que necesitaba, a pesar de las bolsas y bolsas de transfusiones de sangre. Simplemente no fue suficiente.”

Ella y su esposo, escribió, estaban de luto por su hijo: “Jack trabajó muy duro para ser parte de nuestra pequeña familia, y lo será para siempre. Para nuestro Jack: lamento mucho que los primeros momentos de tu vida se encontraran con tantas complicaciones, que no pudimos darte el hogar que necesitabas para sobrevivir. Siempre te amaremos.” Otra foto desgarradora muestra a Teigen y Legend meciendo a su hijo fallecido.

La respuesta de Internet fue, por una vez, libre de la fealdad que generalmente caracteriza a las redes sociales. Pero para muchos defensores de la vida, era imposible no darse cuenta de que las mismas personas que actualmente hacen campaña por el derecho a acabar con la vida de niños no nacidos de la misma edad que el pequeño Jack olvidaron de repente que, según su ideología, Jack no era una persona. La vida de Jack terminó a las veinte semanas de gestación en un momento en que los demócratas de Nueva York a Nueva Jersey están ampliando los derechos al aborto para permitir que las personas aborten niños de la misma edad que Jack cuando falleció.

Hillary Clinton ofreció sus condolencias y dijo que estaba “muy apenada de escuchar esta pérdida.” La activista del aborto y candidata a la vicepresidencia Kamala Harris también intervino y dijo que ella y su esposo “lamentan profundamente su pérdida.” Y en un momento de supremo descaro, Planned Parenthood tuiteó: “Lamentamos mucho escuchar que Chrissy Teigen y John Legend perdieron a su hijo, y los admiramos por compartir su historia.”

Planned Parenthood tendría la misma admiración si Teigen y Legend hubieran abortado a Jack a las veinte semanas en una de las instalaciones de Planned Parenthood y hubieran compartido esa historia. Ya sea que esté de luto por una pérdida o grite su aborto, Planned Parenthood está aquí para usted. Es parte de la R.P. que le permite a la empresa seguir haciendo una matanza.

Este no es un intento de hacer política una tragedia personal. Es simplemente para señalar que nuestra cultura, nuestras élites, los políticos a favor del aborto, incluso la industria del aborto, todos saben que Jack era un bebé, no un grupo de células. Es por eso que las condolencias de extremistas del aborto como Clinton y Harris llegaron tan fácilmente: porque esas condolencias fueron sinceras, porque Clinton y Harris saben que el bebé en el útero es un bebé. A pesar de ese conocimiento, defienden el derecho a que niños como Jack sean asesinados en el útero.

En las instalaciones de Planned Parenthood, los bebés varones y niñas como Jack no reciben transfusiones de sangre. Los separan con fórceps y el abortista “desinfla” sus cabezas para asegurarse de que nazcan muertos. Hillary Clinton lo sabe. Kamala Harris lo sabe. Los abortistas de Planned Parenthood lo saben. Todo el mundo lo sabe y todo el mundo lo apoya de todos modos. Todo el mundo ha visto una ecografía o una sonograma. Cuando la gente dice que está esperando, nadie les pregunta qué están esperando. Eso es porque todo el mundo lo sabe. Y si te dicen que no lo saben, hazles una pregunta: ¿Cómo crees que se vería el bebé de la última ecografía que viste, una vez que el abortista haya terminado con él?

La afirmación pública y universal del valor y la humanidad de Jack ha sido algo hermoso. Esta afirmación revela algo feo y siniestro sobre el apoyo de nuestra cultura al aborto. Significa que Planned Parenthood, Hillary Clinton, Kamala Harris y el resto de activistas del aborto que ofrecen sus condolencias por la pérdida de este niño saben que cuando abogan para que el aborto sea legal para niños como Jack, saben lo que están haciendo. Ellos saben. Y no les importa.

No debemos olvidar eso.

El nuevo podcast de Jonathon, The Van Maren Show, está dedicado a contar las historias del movimiento pro-vida y pro-familia. En su último episodio, Marjorie Dannenfelser de Susan B. Anthony List le dice a Van Maren que esta elección es crucial para el movimiento pro-vida. Dannenfelser advierte a los oyentes que si los demócratas ganan, tendrá un impacto generacional, ya que la izquierda luchará para eliminar los principios fundamentales de la fundación de nuestra nación. Puedes suscribirte aquí y escuchar el episodio a continuación:

Featured Image

Jonathon Van Maren is a public speaker, writer, and pro-life activist. His commentary has been translated into more than eight languages and published widely online as well as print newspapers such as the Jewish Independent, the National Post, the Hamilton Spectator and others. He has received an award for combating anti-Semitism in print from the Jewish organization B’nai Brith. His commentary has been featured on CTV Primetime, Global News, EWTN, and the CBC as well as dozens of radio stations and news outlets in Canada and the United States.

He speaks on a wide variety of cultural topics across North America at universities, high schools, churches, and other functions. Some of these topics include abortion, pornography, the Sexual Revolution, and euthanasia. Jonathon holds a Bachelor of Arts Degree in history from Simon Fraser University, and is the communications director for the Canadian Centre for Bio-Ethical Reform.

Jonathon’s first book, The Culture War, was released in 2016.

Comments

Commenting Guidelines

LifeSiteNews welcomes thoughtful, respectful comments that add useful information or insights. Demeaning, hostile or propagandistic comments, and streams not related to the storyline, will be removed.

LSN commenting is not for frequent personal blogging, on-going debates or theological or other disputes between commenters.

Multiple comments from one person under a story are discouraged (suggested maximum of three). Capitalized sentences or comments will be removed (Internet shouting).

LifeSiteNews gives priority to pro-life, pro-family commenters and reserves the right to edit or remove comments.

Comments under LifeSiteNews stories do not necessarily represent the views of LifeSiteNews.