Blogs
Featured Image

Read this article in English here.

10 de octubre de 2020 (LifeSiteNews) – Kamala Harris quiere que sepa que ella y Joe Biden están muy, muy interesados ​​en la ciencia. Durante el debate vice-presidencial de anoche, lo convirtió en un elemento central de la plataforma Harris-Biden: “Joe cree en la ciencia. Te diré algo, Susan, serví, cuando llegué por primera vez al Senado, en el comité responsable del medio ambiente. ¿Sabía que esta administración eliminó la palabra “ciencia” del sitio web? ¿Y luego quitó las palabras “cambio climático” del sitio web? Hemos visto un patrón en esta administración que es que no creen en la ciencia.”

¿Lo captó? Joe Biden y Kamala Harris creen en la ciencia. Donald Trump y Mike Pence no. De hecho, quienquiera que dirija el perfil de Twitter de Joe Biden está tuiteando constantemente sobre creer en la ciencia y por qué la ciencia es importante. El punto que Biden y Harris están tratando de probar, por supuesto, es que Trump y Pence son tan increíblemente estúpidos y estancados en la Edad Media que ni siquiera creen en el mecanismo básico que los humanos usan para comprender la realidad. Eso, nos dicen, es increíblemente alarmante.

Pero el apoyo de Harris a la ciencia se desvaneció repentinamente cuando llegó el momento de abordar el tema del aborto. En la discusión sobre Amy Coney Barrett y la Corte Suprema, Harris señaló que tanto ella como Joe Biden están firmemente dedicados a la promoción del feticidio: “Siempre lucharé por el derecho de la mujer a tomar una decisión sobre su propio cuerpo. Debería ser su decisión, no la de Donald Trump o Mike Pence.”

Cabe señalar aquí que durante el procedimiento de aborto, no es el cuerpo de la mujer que se está abortando. El aborto es un procedimiento que se dirige por completo a un cuerpo diferente, el cuerpo del niño antes de nacer dentro del útero de su madre. Hablando científicamente, Harris sostiene que debería ser un derecho poner fin a la vida de un ser humano vivo, único y completo. Esto tampoco es un tema de debate, al menos no entre científicos. Como Steve Jacobs señaló recientemente en Quillette, el 96% de los 5.577 biólogos encuestados “afirmaron la opinión de que la vida humana comienza en la fertilización.”

No es controvertido decir que la vida comienza con la fertilización. Nuevamente, científicamente hablando, por supuesto. Es posible que Harris no sea consciente de este hecho (y considerando lo entusiasmados que están ella y Biden por la ciencia, alguien debería informarla), pero tiene implicaciones reales para su cosmovisión. Después de todo, si la ciencia nos dice cuándo comienza la vida y apoya un procedimiento que envenenaría químicamente, desmembraría físicamente o decapitaría brutalmente a esos seres humanos vulnerables (y con el dinero de los contribuyentes), seguramente esto es algo que debería discutirse. Si creemos en la ciencia, por supuesto. Lo que ella nos ha asegurado que lo hace.

La semana pasada, Kamala Harris ofreció sus condolencias a Chrissy Teigen y John Legend por la pérdida de su hijo a las 20 semanas, y señaló que ella y su esposo estaban “profundamente arrepentidos por su pérdida.” Esto es completamente apropiado: después de todo, acababan de perder trágicamente a su hijo. Pero luego, en un debate en el que afirmó su fe en la ciencia, de repente adoptó un lenguaje eufemístico y no científico que va directamente en contra de su muy reciente reconocimiento de la humanidad de los niños en el útero. ¿Qué pasó con seguir los hechos?

Porque aquí están: los científicos están de acuerdo en cuándo comienza la vida humana. Ahora tenemos la capacidad sin precedentes de mirar dentro del útero. Podemos ver al ser humano crecer allí. Podemos realizar cirugías en niños en el útero. Podemos verlos chuparse el pulgar, responder al sonido y al tacto, e incluso agitar los brazos y las piernas. Y cuando ocurre un aborto, ese niño debe ser destruido físicamente antes de que pueda ser succionado o sacado del útero. Ésos son los hechos.

El hecho de que Joe Biden y Kamala Harris se nieguen a reconocerlos será mortal para millones de niños no nacidos.

El nuevo podcast de Jonathon, The Van Maren Show, está dedicado a contar las historias del movimiento pro-vida y pro-familia. En su último episodio, entrevista a Marjorie Dannenfelser de Susan B. Anthony List, quien le dice a Van Maren que esta elección es crucial para el movimiento pro-vida. Dannenfelser advierte a los oyentes que si los demócratas ganan, tendrá un impacto generacional, ya que la izquierda luchará para eliminar los principios fundamentales de la fundación de nuestra nación.

Puedes suscribirte aquí y escuchar el episodio a continuación:
 

 

Read this article in English here. 

Featured Image

Jonathon Van Maren is a public speaker, writer, and pro-life activist. His commentary has been translated into more than eight languages and published widely online as well as print newspapers such as the Jewish Independent, the National Post, the Hamilton Spectator and others. He has received an award for combating anti-Semitism in print from the Jewish organization B’nai Brith. His commentary has been featured on CTV Primetime, Global News, EWTN, and the CBC as well as dozens of radio stations and news outlets in Canada and the United States.

He speaks on a wide variety of cultural topics across North America at universities, high schools, churches, and other functions. Some of these topics include abortion, pornography, the Sexual Revolution, and euthanasia. Jonathon holds a Bachelor of Arts Degree in history from Simon Fraser University, and is the communications director for the Canadian Centre for Bio-Ethical Reform.

Jonathon’s first book, The Culture War, was released in 2016.

Comments

Commenting Guidelines

LifeSiteNews welcomes thoughtful, respectful comments that add useful information or insights. Demeaning, hostile or propagandistic comments, and streams not related to the storyline, will be removed.

LSN commenting is not for frequent personal blogging, on-going debates or theological or other disputes between commenters.

Multiple comments from one person under a story are discouraged (suggested maximum of three). Capitalized sentences or comments will be removed (Internet shouting).

LifeSiteNews gives priority to pro-life, pro-family commenters and reserves the right to edit or remove comments.

Comments under LifeSiteNews stories do not necessarily represent the views of LifeSiteNews.