News
Featured Image

LUSAKA, Zambia (LifeSiteNews) – En una afirmación unida a la enseñanza moral de la Iglesia, la Conferencia de Obispos Católicos de Zambia (ZCCB) ha emitido una de las declaraciones más fuertes hasta el momento por parte de una conferencia episcopal condenando los actos homosexuales como desordenados y pecaminosos y llamando a “los hijos errantes de la Iglesia, incluidos aquellos con tendencias homosexuales… [para] hacer lo correcto ante Dios y ante los hombres”.  

La declaración ha sido emitido como comunicado de prensa el 29 de septiembre de 2022, firmado por el Rvdo. P. Francis Mukosa, Secretario General de la ZCCB, en respuesta a la polémica en los medios sociales y la prensa, tras una fuerte declaración del Arzobispo de Lusaka, Mons. Alick Banda, el 17 de septiembre, que llamaba la atención sobre “un aumento del número de incidentes y eventos que promueven tendencias LGBTG+ contrarias a las leyes de Zambia y nuestra cultura de Zambia”.  

Al detallar una serie de incidentes, el arzobispo declaró: “El martes 17 de mayo de 2022, las embajadas de Suecia y Finlandia en Lusaka enarbolaron banderas del orgullo gay, en contra de las disposiciones del artículo 20 de la Convención de Viena[.]”. 

“El sábado 3 de septiembre de 2022, una empresa llamada PR Girl Media Limited organizó un evento llamado ‘Lusaka July 2022’ en el Lusaka Polo Club. Las fotos y videos que surgieron de este evento mostraron a los participantes vestidos con ropa del sexo opuesto que parecía promover el comportamiento LGBTQ+”.  

Citando varios otros casos de sodomía, que provocaron “el descontento y la desaprobación del gran público”, el arzobispo denunció al presidente y a la policía de Zambia por no hacer cumplir las leyes de Zambia, que penalizan la sodomía, diciendo que “los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley y el presidente que han jurado proteger la Constitución parecen estar haciendo la vista gorda”.  

Sin embargo, el arzobispo Alick Banda señaló que las autoridades no fueron tan tolerantes con una protesta pacífica para oponerse a la aparente aceptación de la homosexualidad. “El viernes 16 de septiembre de 2022 –informó el prelado–, cuando un grupo de ciudadanos solícitos decidió realizar una protesta pacífica con el fin de dar a conocer los crecientes casos de homosexualidad y sodomía en el país, la Policía los detuvo rápidamente junto a los periodistas que cubrieron el evento. Las personas fueron arrestadas y acusadas de reunión ilegal”.  

“Si no se hace nada para sensibilizar a nuestro pueblo”, advirtió el arzobispo, “LGBTQ+ se convertirá en una norma aceptable en Zambia, a pesar de la existencia de leyes que criminalizan este comportamiento y, peor aún, es una ofensa contra nuestros valores culturales y cristianos.”  

“Durante su memorable sermón de la montaña”, concluyó Mons. Banda, “nuestro Señor Jesucristo declaró a sus discípulos que: ‘Vosotros sois la sal de la tierra…’ (cf. Mt 5,13). El principal uso de la sal en la antigüedad, entre otras cosas, era evitar que los alimentos se corrompieran. Entonces, cuando Jesús dice: ‘Vosotros sois la sal de la tierra’, nos llama a evitar la degeneración moral”.  

En respuesta a la declaración del arzobispo, la portavoz del gobierno de Zambia, Chushi Kasanda, trató de defender al presidente, Hakainde Hichilema, diciendo: “El gobierno también desea rechazar las afirmaciones de algunos sectores de nuestra sociedad de que apoyamos la homosexualidad. Las acusaciones son injustas e infundadas. El gobierno ha sido consistente, entonces y ahora, en nuestra capacidad administrativa, que no apoyamos a LGBT. La policía y otras agencias de aplicación de la ley permanecen activas y comprometidas con el enjuiciamiento de los casos LGBT cuando y donde sea que se denuncien”.  

“El gobierno también desea hacer un llamado a los padres, la Iglesia, el liderazgo tradicional, las organizaciones no gubernamentales y otras partes interesadas para que se unan para aumentar la lucha anti-LGBT”, dijo Kasanda.  

Al parecer, en medio de la polémica, comentarios en las redes sociales sugirieron que la Conferencia Episcopal ha sido ambigua en todo el tema de la homosexualidad. Para disipar cualquier confusión, la Conferencia Episcopal emitió una fuerte condena de los actos homosexuales como desordenados, pecaminosos y criminales. 

He aquí el texto completo de su comunicado de prensa 

Habiendo seguido con consternación los comentarios divergentes y las malas interpretaciones que han inundado recientemente los medios de comunicación sociales con respecto a la posición de la Conferencia de Obispos Católicos de Zambia (ZCCB) sobre la homosexualidad en Zambia, la Conferencia quiere disipar la supuesta ambigüedad o contradicción que rodea al tema.  

De acuerdo con las enseñanzas de larga data de la Iglesia Católica, la Conferencia de Obispos Católicos de Zambia se siente obligada a proporcionar orientación y, en consecuencia, a afirmar su posición sobre la homosexualidad frente a la confusión generalizada. La Conferencia de Obispos Católicos de Zambia reitera y reafirma lo dicho en el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la Homosexualidad.  

El Catecismo de la Iglesia Católica declara lo siguiente en el párrafo 2357: “La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo… Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que ‘los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados’ Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. NO PUEDEN RECIBIR APROBACIÓN EN NINGÚN CASO.”  

Siguiendo el ejemplo de Nuestro Señor Jesucristo, el Buen Pastor, que vino al mundo para que todos los hombres y mujeres “tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10,10), la Iglesia tiene el mandato de difundir el Evangelio de Jesucristo a todas las personas y para santificar a todas las personas en Su Nombre. En este sentido, la Iglesia está llamada a prestar una adecuada asistencia y acompañamiento a todos sus hijos errantes, incluidos aquellos con tendencias homosexuales, para que aprendan a hacer lo correcto ante Dios y ante los hombres. Muchas fuerzas en nuestra sociedad promueven una visión de la sexualidad en general, y de la homosexualidad en particular, que es contraria al propósito y plan de Dios para la sexualidad humana.  

El cargo pastoral de la Iglesia, como se mencionó anteriormente, NO sugiere de ninguna manera la derogación de las leyes del país. La práctica de la homosexualidad constituye un delito penal en Zambia y la ley debe ser respetada.  

A la luz de lo anterior, queremos afirmar categóricamente que cualquier declaración de posición que circule en los medios de comunicación sociales que contradiga lo contenido en esta Declaración de Prensa es la opinión de los propios autores y la Conferencia de Obispos Católicos de Zambia (ZCCB) no se hace responsable de ella.  

En Zambia, los actos homosexuales y otros “actos de indecencia grave” son un delito punible con años de encarcelamiento. En 2018, dos hombres fueron condenados a 15 años de prisión por haber cometido actos homosexuales que el tribunal consideró “contra natura”. La sentencia fue confirmada un año después por otro tribunal superior, de conformidad con las leyes del país. Ante las críticas públicas y las amenazas del entonces embajador estadounidense, Daniel Foote, el entonces presidente de Zambia, Edgar Lungu, defendió enérgicamente las leyes de la nación, así como la concordancia de estas leyes con la clara enseñanza de la Biblia y el orden de la naturaleza.  

“Sabemos que puede haber personas homosexuales en Zambia”, dijo Edgar Lungu, “pero no queremos promoverlo. Desaprobamos… la práctica… la mayoría de nosotros pensamos que está mal… no es bíblica ni cristiana… y no la queremos.” 

Reprendiendo a los países occidentales por adoptar y legalizar el vicio antinatural, el presidente continuó: “Ni siquiera los animales lo hacen, entonces, ¿por qué deberíamos estar obligados a hacerlo? …porque queremos ser vistos como inteligentes, civilizados y avanzados, etc.? Si hay países que permiten la bestialidad, que lo hagan, pero aquí no.” 

A la base de las leyes penales de Zambia contra los actos homosexuales es el reconocimiento del país de sí mismo como una nación cristiana. El preámbulo de su constitución establece expresamente: “Nosotros, el Pueblo de Zambia: reconocemos la supremacía de Dios Todopoderoso; declaramos a la República una Nación Cristiana.” Es de acuerdo con esta identidad cristiana que el país continúa haciendo ilegal la sodomía como moralmente incorrecta y criminal.

Comments

Commenting Guidelines
LifeSiteNews welcomes thoughtful, respectful comments that add useful information or insights. Demeaning, hostile or propagandistic comments, and streams not related to the storyline, will be removed.

LSN commenting is not for frequent personal blogging, on-going debates or theological or other disputes between commenters.

Multiple comments from one person under a story are discouraged (suggested maximum of three). Capitalized sentences or comments will be removed (Internet shouting).

LifeSiteNews gives priority to pro-life, pro-family commenters and reserves the right to edit or remove comments.

Comments under LifeSiteNews stories do not necessarily represent the views of LifeSiteNews.

0 Comments

    Loading...