Opinion
Featured Image
El Papa Francisco lleva un tocado tradicional que le dieron los líderes indígenas luego de haber pedido perdón durante su visita del 25 de julio de 2022 en Maskwacis, Canadá. El Papa está de gira por Canadá, reuniéndose con comunidades indígenas y líderes comunitarios en un esfuerzo por reconciliar el legado dañino del papel de la Iglesia en las escuelas residenciales de Canadá.Foto de Cole Burston/Getty Images

(LifeSiteNews) – Durante décadas, los católicos progresistas han intentado cambiar la noción de las misiones católicas, especialmente entre los pueblos más primitivos. Así, en el viaje del Papa Francisco a Canadá destaca el predominio de esta corriente que enmarca el trabajo misionero a los indios americanos como un instrumento de opresión europea y de supresión de las culturas tribales.

Armado con nociones del “noble bárbaro” de Rousseau y los errores de la teología de la liberación, esta ala progresista de la Iglesia incluso afirma que los pueblos tribales no necesitaban evangelización y pueden enseñar a Occidente a vivir en armonía con la naturaleza.

Tal reescritura de la historia distorsiona el concepto católico tradicional de las misiones. Denigra la obra heroica de santos y misioneros que sufrieron grandes dificultades en su sed de almas. También hace caso omiso a muchas costumbres, condiciones y supersticiones atroces que paralizaron las culturas paganas y causaron un sufrimiento indescriptible a estos pueblos.

El profesor Plínio Corrêa de Oliveira denuncia esta maniobra para destruir la noción de misión en su profético libro Tribalismo Indígena, ideal comuno-misionero para el Brasil del siglo XXI. Hoy, los partidarios de esta teoría heterodoxa se pueden encontrar entre los adoradores de la Pachamama de la “espiritualidad” amazónica y todos los adoradores de la Madre Tierra (conocida como Gaia) entre los indios de todas las Américas.

El concepto tradicional de misiones

La obligación de evangelizar vino de la Gran Comisión cuando Cristo dijo: “Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado” (Mat. 28: 18-20).

Cristo no ordenó a los Apóstoles que impusieran su cultura judía a los pueblos. Al contrario, llamó a los Apóstoles a enseñar las verdades universales del Evangelio, para que aquellos que escucharan la “Buena Noticia” y creyeran, pudieran tener acceso a la vida eterna.

A causa del pecado original, la humanidad caída puede hundirse en la peor depravación. Quienes evangelizaron el mundo lo encontraron hundido en el pecado, el vicio y las supersticiones. No hubo pueblos en la tierra que no sufrieran prácticas bárbaras, guerras constantes, hambre, brujería, esclavitud e impureza.

La palabra misión proviene de la palabra latina “missio”, de “mitto”, que significa “yo envío”. Así, el misionero fue “enviado” por Cristo, por medio de la Iglesia, para liberar a estas pobres almas de la esclavitud del demonio. No fue un proyecto judío, romano o europeo posterior el que transformó el paisaje pagano. Los bárbaros primitivos que ocuparon Europa durante la antigüedad eran tan crueles y salvajes como las tribus que más tarde se encontraron en las Américas. Ambos necesitaban la evangelización.

Por lo tanto, esta actividad misionera a menudo fue perturbadora, como se puede ver en los primeros santos cristianos que derribaron ídolos, talaron robles sagrados o prohibieron el sacrificio humano, el infanticidio o el canibalismo. Sin embargo, Dios bendijo estos esfuerzos, y muchos pueblos que reconocieron la miseria de su situación abandonaron sus caminos equivocados y rogaron a los misioneros que los iluminaran. Como resultado, pueblos enteros se convirtieron a la fe. Por donde iba la Iglesia conservaba lo bueno de la cultura y quitaba lo malo, construyendo siempre una auténtica cultura cristiana.

Propósito de la Misión Católica

Así, el modelo de la Misión Católica, desarrollado a lo largo de veinte siglos, estuvo siempre muy definido. Los misioneros tenían como objetivo la salvación de las almas, para que pudieran recibir la felicidad del cielo y así dar gloria a Dios por toda la eternidad.

El Profesor Corrêa de Oliveira afirma: “La Iglesia enseña que la forma normal para que un hombre se salve consiste en ser bautizado, creyendo y profesando la doctrina y la ley de Jesucristo”. También consiste en obedecer la ley de Dios.

Esta descripción es familiar para todos los que han leído las vidas de santos y misioneros y cómo sufrieron privación y martirio para traer almas a la Fe.

Los efectos temporales de la misión

Mientras el objetivo final de la obra misional es la salvación eterna de las almas inmersas en la oscuridad del pecado, las misiones también tuvieron los beneficios adicionales de mejorar la vida terrenal de los nuevos cristianos a medida que aprendieron a amar a Dios y al prójimo.

El Profe. Corrêa de Oliveira se atreve a afirmar la posición tradicional de la Iglesia, que “cristianizar y civilizar son, pues, términos correlacionados. Es imposible cristianizar seriamente sin civilizar. Del mismo modo y a la inversa, es imposible descristianizar sin desordenar, embrutecer y forzar el retorno a la barbarie”.

Con el Evangelio y la práctica de los Diez Mandamientos reina el orden cristiano y la sociedad progresa material, intelectual y culturalmente. Las supersticiones y costumbres bárbaras que esclavizaban a los pueblos paganos ya no los atormentaban ni los dejaban en un infeliz estancamiento.

La evangelización india

La evangelización india se diferenció de las conversiones bárbaras después de la caída del Imperio Romano. Estos pueblos más recientes se convirtieron a la Fe y formaron naciones católicas donde la Iglesia podía influir en toda la cultura sin elementos externos corrosivos.

Sin embargo, las evangelizaciones indígenas más recientes se vieron obstaculizadas por el contacto con exploradores decadentes y neopaganos modernos que tenían una influencia corrosiva en las poblaciones convertidas. Los poderes protestantes y los malos católicos a menudo destruyeron el trabajo benéfico de las misiones católicas. Las ideas de la Ilustración oscurecieron aún más las mentes contra la Verdad. Estas influencias hicieron que los indios fueran objeto de muchas injusticias que deben ser denunciadas. El trabajo de los misioneros fue más arduo ya que tuvieron que luchar contra estos corruptos elementos occidentales además de las supersticiones de las religiones paganas.

No obstante, la influencia de la Iglesia todavía benefició a los indios al abrirles los medios de salvación eterna. Tribus enteras fueron convertidas y bautizadas. Estos pueblos han avanzado materialmente muchas veces y han disfrutado de los beneficios del progreso. Dondequiera que iba la Iglesia, aliviaba el sufrimiento, educaba a los jóvenes y preservaba las lenguas nativas. Hoy la Iglesia invoca con alegría los nombres de los santos nativos americanos de estas poblaciones, como Santa Kateri Tekakwitha, San Juan Diego o San Martín de Porres. Nuestra Señora de Guadalupe vino a México y efectuó la conversión de millones de personas.

El misionero poscomunista moderno rechaza la evangelización

El libro del Prof. Corrêa de Oliveira describe cómo los misioneros “actualizados” han rechazado la tradición misionera y han invertido la narrativa para ver a los pueblos indios como “los verdaderos evangelizadores del mundo”. Han rechazado el mandato de Cristo de ir y enseñar a todas las naciones y proporcionarles el bautismo como medio de salvación. De hecho, el Padre Corrado Dalmolego, un sacerdote italiano de la Consolata que dirige la misión Catrimani en Brasil, se jactó de que ¡su misión no había bautizado a nadie en más de cincuenta y tres años!

Algunos simpatizantes de esta nueva “Iglesia con rostro amazónico” buscan restablecer las prácticas de idolatría (Pachamama), desnudez e inmoralidad que esclavizaban a sus ancestros. A menudo se espera que los indios adopten estilos de vida comunales sin propiedad privada, lo que los encadena a la pobreza extrema.

La narrativa neomisionera encaja bien con las ideas de la teología de la liberación que convierten todo en una estructura de lucha de clases de opresores y oprimidos. Idolatra un ideal primitivo, marxista y utópico que nunca existió en la cultura indígena, pero que se presenta como un modelo utópico para Occidente.

El viaje del Papa Francisco a Canadá sirve como ocasión para promover esta narrativa subversiva, más a través de imágenes que de palabras. No significa que no hayan ocurrido injusticias. Sin embargo, el foco de la crítica se expresa en términos que favorecen la revolución y el resentimiento. El concepto tradicional del papel salvador de la misión ha sido abandonado en favor de una perspectiva sociológica e izquierdista que perjudica enormemente tanto a los nativos estadounidenses y canadienses como a los norteamericanos de todos los orígenes étnicos.

El profesor Plinio Corrêa de Oliveira afirma que el foco central debe ser “el poder y la bondad del Salvador”, Nuestro Señor Jesucristo, no el Anticristo representado por el moderno mundo tribal neopagano.“Nuestro Señor Jesucristo es infinitamente más poderoso que el Anticristo”.Que todas las naciones crean en Él y sean bautizadas, para que se cumpla Su oración en el Padre Nuestro: “Venga tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo”.

John Horvat II es académico, investigador, educador, orador internacional y autor del libro Retorno al Orden, así como autor de cientos de artículos publicados. Vive en Spring Grove, Pensilvania, donde es vicepresidente de la Sociedad Estadounidense para la Defensa de la Tradición, la Familia y la Propiedad.

Comments

Commenting Guidelines
LifeSiteNews welcomes thoughtful, respectful comments that add useful information or insights. Demeaning, hostile or propagandistic comments, and streams not related to the storyline, will be removed.

LSN commenting is not for frequent personal blogging, on-going debates or theological or other disputes between commenters.

Multiple comments from one person under a story are discouraged (suggested maximum of three). Capitalized sentences or comments will be removed (Internet shouting).

LifeSiteNews gives priority to pro-life, pro-family commenters and reserves the right to edit or remove comments.

Comments under LifeSiteNews stories do not necessarily represent the views of LifeSiteNews.

0 Comments

    Loading...